domingo, 25 de septiembre de 2016

Lorca

Se echa de menos al poeta más que a la poesía
y el escenario del crimen son todos los escenarios
que han quedado huérfanos de bodas pero sobrados de sangre.
Ladran los perros con las pistolas en hora
El cielo está herido y no se sabe si es de nieve o ceniza.
Y los animalitos, ay los animalitos, todos muertos por el hambre de otros.
Y ahí aparece la muerte.
De noche, en los caminos, en los pozos, en los ríos,
En inviernos, en Boston, nueva York, granada.
Y tu lo sabes bien, porque ya no te encontraremos en esas tres tumbas vacías.
Escucha, ya vuelven los perros, las calaveras de plomo, tinta y cera.
Vienen a por ti poeta. Por amar distinto, por amar libre.
Amor y libertad.
Dos conceptos con un nombre tan hermoso no debería doler tanto
Y ahora corre poeta, huye! Escóndete entre la noche nochera
Escóndete tras tu luna de espuma y caballos.

Que no te encuentren.

1 comentario:

Séfora Magna dijo...

Me encantó tu entrada y tu blog en general, te animo a que visites el mío, estoy escribiendo un libro y necesito seguidores y comentarios. Gracias de antemano
http://laestrelladedavidsefora87.blogspot.com.es/