lunes, 12 de enero de 2009

Sólo es nieve

El viento arrastra aristas de frío que titilan con leves brillos delante de los ojos y nublan el fondo de la calle, arremolinadas, traviesas. Salpica las mejillas y se enreda en las pestañas un polvo de invierno y de escarcha que estremece las cosquillas dormidas bajo la bufanda. Las hojas de los arbustos tornan su savia en piedra y crujen al tacto. Se parte el suelo en espejos con cada pisada. Hay quien dice que el llanto enganchado en el aire son las esquirlas de hielo que desprenden las espadas de cristal de dos ángeles con alas de plata, embestida tras embestida. Para otros sólo es nieve

4 comentarios:

Fernando Blanco dijo...

Exquisito, caviar blanco nene.

...Nevermore alone... dijo...

wow...genial. ¿cómo se hace para escribir así?? ¡yo quiero! =/

Cuervo dijo...

Pasando frío, resbalando por las aceras, abriendo la boca y sacando la lengua para probar la nieve, escribiendo palabras en los capós helados de los coches hasta que te duelen los dedos... algo bueno tiene que tener el invierno

María dijo...

No sabía yo esta faceta tuya!! enhorabuena!! te meteré como enlace desde mi blog. Un besito!!