lunes, 4 de junio de 2007

Yo soy tu padre

- Yo soy tu padre.

Con esa sola frase consiguió derrumbar todo su mundo y arrancarle una amarga sonrisa.

- Pero… ¿Literal o metafóricamente hablando?

Gotas de sudor le resbalaban por las sienes y parecía estar eligiendo con mucho cuidado las palabras a emplear.

- Supongo que para alguien de tu inteligencia no era difícil darse cuenta de que tu madre no hacía falta en la casa.

Era cierto. La mansión ya tenía bastantes empleados y sirvientas antes de que ella llegara. Pero, incluso con la escasez de después de la guerra, la contrataron.

También le era evidente el hecho de que a pesar de ser solo un mozo de cocheras recibía un ligero trato de favor. Era el único al que habían enseñado a leer y escribir. Puede que incluso acabara de intendente.

La sensación de que la familia le debía algo era cada día más sólida, y el parecido con el señorito joven –un bala perdida- no hacía más que acrecentar la sospecha.

Pero la familia esperó hasta la muerte de su madre para sacarle del error. No era hijo de Julián, sino de Guillermo, el mayor de los dos hermanos.

- Y Padre… -Comenzó a decir el muchacho- ¿Tengo más hermanos? En sentido literal, claro.
- El cinismo no te escudará del dolor durante mucho más tiempo. -Recogió el misal del banco de madera y se ajustó el alzacuellos- Hablaremos más tiempo sobre esto cuando acabe de oficiar el entierro.

12 comentarios:

PATRICIA P. dijo...

intriga.. secretos crueles, me gustó tu relato! yo visito también tu blog de hecho lo tengo entre mis favoritos, me alegró saber que vos también visitas el mio está bueno conocerse por este medio, espero encontrarte alguna vez en el msn, figura en mi perfil... gracias por tu comentario y nos vemos pronto!!! desde Argentina...besos Patricia

___________________ dijo...

Me gusta, y le das un giro interesante al fianl. Ademas creas un buen ambient en pocas lineas. Pero creo que ha este relato le faltan un par de parrafos que lo redondeen.
En cualquier caso, como siempre, es bueno ¡Y en una libreta! Te odio...

MAR dijo...

Pues a mi me ha despistado la frase del parecido con el señorito joven. Imaginaba un hermano mayor, en sentido literal y legal, un padre casado e infiel, etc... El giro final es sorprendente.
Por otro lado, gracias por leerme, por dejar un comentario y por enlazarme, yo a mi vez haré otro tanto. Muchos besos. Mar

Luz de Luna dijo...

un relato muy bueno, podría ser el comienzo de un gran culebrón. Salu2.

Sharon dijo...

Reconozco que al final has logrado sorprenderme...¡su padre es un cura! Claro ahora la frase "Pero..¿Literal o metafóricamente hablando?" tiene muchísimo más sentido que antes XD
Una historia buena y bien escrita y encima en una libreta!aunque reconozco que a mí los exámenes me obligan a hacer lo mismo...(bueno quien dice una libreta dice en un folio entre ejercicios y esquemas ¿no?)
Un beso cuervo

Marisela dijo...

Sobre todo, me ha gustado ese interés que despierta la lectura de tu relato y te mantiele atento hasta el final, que además logra somprenderme.
Muy buen relato.

Oski dijo...

Muy corto pero a la vez muy intenso. Me ha gustado la idea está muy bien llevada.

Así que el cura ¿no? si es que hasta en las mejores familias salen ovejas negras...jajaja

Un abrazo

Queralt dijo...

¡No me lo puedo creer! Después de estar media hora escribiendote, resulta que no consigo dejarte el comentario. La espontaneidad ya se ha evaporado así que, a pesar de que te decía cosas graciosas, incluso ingeniosas, todo se ha ido al garete, esté donde esté ese dichoso lugar... y el tema es que, como soy inepta para la informática, ahora no se cómo dejarte el comentario: ¿qué contraseña tengo que dejar? Bueno, lo intentaré de nuevo...
Te decía que, el tal Guillermo debe ser el cura porque si nó, no me cuadra, claro. y también te decía que la frase final mientras se pone el alzacuellos es en sí misma toda una historia: es la historia. Que me ha gustado mucho y que, insistiendo más porque así lo siento, el sólo hecho de leer y dejarse impactar por esa frase, ya valía la pena leer el relato. Y te daba las gracias por ello. Cosa que reitero...
Después hacía una valoración de tu ironía y te decía que la envidio y que, siendo como es, casi magistral, es todo un honor recibir un elogio tuyo. Después te reprochaba (siempre con buen rollito, por supuesto)el hecho de que no conocieras mi espacio pues, si hubieras sido cortés y hubieras devuelto mi visita a tu blog, ya me hubieras conocido hace tiempo pues, soy, para todos los efectos, la que te dejó un comentario laaaargo y laaaaaargo en tu otro blog con relación al día de la mujer. Y bromeaba sobre lo extenso del comentario y mi temor de que, como poco, te hubiera bloqueado el blog. jejejjejeje
Bueno, voy a intentarlo de nuevo pero esta vez te voy a poner la dirección de mi blog porque, como la gente está teniedo problemas para escribirme, pasaré los cuentos los voy a pasar allí. En todo caso, si sigues queriendo recoger cerezas puedes pasarte por el space cuando quieras, claro.
De momento te dejo un montón de cerezas en una cesta y una botella de licor de cerezas, envuelto todo ello en un papel de cerecitas precioso y con aroma a deliciosas, brillantes, turgentes, gorditas y sabrosas cerezas (y si quieres más, pasas a leerte mi cuentito de la semana pasada, el de la historia al revés, y si vás lo entenderás, jejejejeje).

Queralt.

Queralt dijo...

Otra vez, porque creo que ha quedado como si te echara la bronca por algo, jejejejeje, y nada más lejos de la verdad. En realidad, si pudieras ver que casi siempre estoy riendo o sonriendo, no me hubiera importado dejarlo comoe estaba pero, como de esa intercomunicación virtual aún no disponemos, paso de nuevo a decirte que, por supuesto me ha gustado el relato aunque me ha parecido corto y, por supuesto, no te digo a quién tienes que visitar, ¡faltaría más! jejejejeje

Cerecitas envueltas en papel de seda de color cereza...

Queralt.

Ladyblue dijo...

vaya, eso de q no permitas comentarios anomimos me ha obligado a registrarme y se me ha borrado lo anterior!!
pero da igual, lo que te qería decir es q SI, me ha gustado. Buenisimo el juego de palabras. Solo una cosa, el intendente entonces nada que ver, no? lo metiste para confundir? jeje

en cuanto a mi relato puede que si q lo continue, la nueva frase parece que no pone pegas. Aunque no prometo nada...

Asiria dijo...

Texto fantástico y mas que probablemente censurado entre quienes no saben caminar mas que al paso de la oca xD
Muy bien condensado en tan pequeño espacio del instante donde la ironía,complicidad,hipocresía,lo civil, religioso incluso lo criminal conviven en democrática armonía.
Y se hace corto!!
Un abrazo

wannea dijo...

JO, me he quedao a cuadros... su padre era un cura que iba a enterrar a su madre que era una sirvienta de su casa y el era un empleado tambien pero era el unico al qeu le habian enseñado a leer y escribir... que lio... pero que fuerte... si que es pa un culebrón, si, hasta el último momento no sabes que es lo que te vas a encontrar! muchos bessos