domingo, 9 de enero de 2011

Edward Perrington

Cuando la investigación genética avanzó lo bastante como para producir especímenes animales con características antropomórficas la comunidad internacional puso el grito en el cielo. Cuando un accidente en la emisión de radiaciones propagó las mutaciones por todo lo ancho y alto del planeta se dispararon todas las alarmas y la iglesia excomulgó a todos los científicos del mundo. ¿Animales dotados de sentimientos e inteligencia, que hablan, razonan y toman el te? Era mucho con lo que lidiar. El primer individuo que tomó parte activa de la vida social de un país fue Edward Perrington, un magnífico ejemplar de pastor alemán que decidió seguir su vocación y hacer carrera como militar. Perrington narró los primeros difíciles años de la Academia Militar en una biografía que se convirtió en best seller en apenas una semana y que le convirtió en toda una inspiración para el resto de mutados y un héroe de la integración. El sargento Perrington murió a los 12 años sin ver cumplido su sueño de ascender a teniente. Su visión en blanco y negro le impidió aprobar el examen de heráldica imprescindible para optar al cargo.

2 comentarios:

RaVeN dijo...

EH!

que es esto?
espero que una broma, nos has dejado a medias ><

no es justo -.-'

bolirojo dijo...

Genialoso

una vez más